Etiquetas

, , ,

la foto 3Ha vuelto a ocurrir: el Creatibi ha superado de nuevo mis expectativas. Si, como ya os conté, el Creatibi de 2013 fue una inopinada sorpresa llena de energía y fecundidad, el de este año aún le ha superado.

La primera edición fue todo un descubrimiento: nos abrió los ojos sobre lo imposible, sobre la capacidad de cada uno para cambiar nuestro entorno, sea a nivel de individuo o de grupo, a nivel personal o profesional, a nivel local o global. Esta segunda edición ha sido tan buena como la primera y, a la vez, muy diferente. Los veteranos del año pasado asumieron papeles distintos, y los que se estrenaron aportaron sus propias perspectivas e ideas.

Como si de una foto se tratase, puedo capturar algunos momentos pero me resulta imposible narraros toda la película: ¡hay que venir a vivirla!

la foto 4

Fuera o dentro, bajo el sol o bajo la tormenta, nos reunimos para morir y renacer el lunes; para debatir sobre la definición de la economía y sus consecuencias el miércoles; y el viernes, para reescribir una historia que todavía no ha sucedido. Por supuesto, hubo más, mucho más: sembramos, regamos y cosechamos varios proyectos; nos introdujimos en el mundo de la gastronomía consciente llevada a la práctica; pusimos a prueba la solidaridad de los lugareños de Santa Eularia des Riu y nos vimos desbordados por su generosidad, que nos permitió cenar a la luz de las velas y celebrar la grandeza de atreverse a pedir ayuda; disfrutamos de yoga mañanero, con sobredosis de alegría; nos emocionamos en un taller de fotografía conducido por alguien con verdadero talento; nos zambullimos en la realidad de la economía social y sus ventajas; experimentamos con una cata de cervezas encapsuladas de sol ibicenco, con la presencia secreta de su productor y posterior cena cocinada con una cerveza Ibosim elaborada a partir de algarrobo (enorme hallazgo); escuchamos el relato de una pasión por la homeopatía y sus beneficios; gozamos con un taller de creación colectiva a orillas del mar; seguido de un taller de Scrapbooking. Y seguramente se me olvidan varias cosas, sobre todo esos momentos indescriptibles vividos fuera de plano fluyendo por la isla acompañados de cafés, calas y cañas.

la foto 1

Un gran aprendizaje. Porque en verdad las diversas actividades suponen mucho más que aprendizajes concretos. Son personas que comparten su pasión, amigos que aprenden unos de otros, una familia creativa que se vuelve cada día, cada año, más amplía. Y en la que cabemos todos.la foto

Anuncios