Etiquetas

, ,

Como se apuntó en la entrada anterior, la Teoría Matemática aplicada al management desplaza el énfasis de la acción hacia la decisión que le precede. Centra así su atención en la toma de decisiones, que puede estudiarse desde dos perspectivas:

a)    Perspectiva de proceso: es muy genérica, pues se concentra en el proceso de decisión como una secuencia de actividades y deja en un segundo plano el contenido. Apunta a seleccionar la mejor alternativa, por lo que se preocupa fundamentalmente por la forma correcta de evaluar las alternativas. El proceso decisorio implica una secuencia de tres etapas:

      1. Determinación del problema.
      2. Identificación de las posibles alternativas de solución.
      3. Selección de la mejor alternativa para el caso.

b)    Perspectiva del problema: orientada  hacia la solución, no indica los medios suficientes para la implementación directa de las soluciones, pero resulta eficiente cuando las situaciones identificadas demandan diferentes modelos de implementación. Existen dos tipos extremos: las decisiones programadas y las no programadas.

Anuncios