Etiquetas

, , ,

Las conclusiones de los experimentos de Hawthorne tuvieron un gran impacto en influyentes investigadores de la época y posteriores, como por ejemplo George Homans, Paul Lawrence o Jay Lorsch. De hecho, tanto se ha hablado y escrito sobre Hawthorne que no es exagerado afirmar que se ha elevado a la categoría de mito del management.

Con esa clara referencia, esta escuela se preocupó de profundizar en el estudio de las relaciones entre las personas en el trabajo. Recurrió a la investigación empírica para demostrar que tener en cuenta las actitudes de los obreros es rentable desde el punto de vista industrial. Coincidía con Taylor en la convicción de que la administración de empresas debe construirse sobre bases científicas, por lo que sus análisis siempre fueron exhaustivos y apoyados en la experiencia como fuente primordial de conocimiento: observación, reflexión y experimentación.

Sin embargo, la noción de “sistema social” que propusieron fue posteriormente muy criticada por partir de idénticos postulados que el taylorismo: «asume acríticamente la misma concepción respecto a los trabajadores, al considerarlos medios susceptibles de manipulación, sometidos a fines impersonales. La fe en el hombre en tanto que finalidad en sí mismo quedaba aplastada bajo la maquinaria y, por tanto, la ciencia social de los investigadores de Hawthorne no era una ciencia humana, sino ciencia de vacas lecheras.»

A pesar de esta última crítica, la Escuela de las Relaciones Humanas contribuyó de manera decisiva a “humanizar” el entorno de trabajo y a que la dirección de las empresas incorporase en su toma de decisiones el bienestar de sus empleados no solamente desde un punto de vista fisiológico sino también psicológico y emocional.

En todo caso, las propuestas de Elton Mayo abrían una nueva vía de investigación sobre la adecuada organización de la empresa y de sus partícipes que posteriormente explorarán, si bien partiendo de premisas diferentes, autores como Chester I. Barnard o Kurt Lewin, dos influyentes pensadores sobre los que trataré más adelante.

Anuncios