Etiquetas

, , , ,

Tras aclarar que pudieran encontrarse más, Fayol define estos catorce Principios Generales de la administración de empresas:

1)    División del trabajo.

2)    Autoridad y responsabilidad: la autoridad es una combinación de autoridad formal (derivada de la posición en el organigrama) y autoridad personal (fruto de la inteligencia, experiencia y valor moral). La responsabilidad es un corolario de la autoridad.

3)    Disciplina: cumplimiento de los acuerdos cuya finalidad sea crear obediencia y señales externas de respeto.

4)    Unidad de mando: el empleado debe recibir órdenes de un único superior.

5)    Unidad de dirección: cada grupo de actividades con idéntico objetivo debe estar al mismo nivel jerárquico y depender de un sólo jefe.

6)    Subordinación del interés individual al interés general.

7)    Remuneración del personal: la remuneración y los métodos de pago deben ser razonables y conseguir la máxima satisfacción tanto para el empleado como para el empleador.

8)    Centralización: el grado de centralización dependerá de las circunstancias propias de la empresa y apuntará a alcanzar el mejor resultado.

9)    Línea de mando: Fayol la definió como una “cadena de superiores” desde el escalón más alto hasta el más bajo.

10) Orden: tanto material como social.

11) Equidad: referida al tratamiento dispensado a los empleados.

12) Estabilidad del personal: para evitar los peligros y costos de una rotación innecesaria.

13) Iniciativa.

14) Espíritu de cuerpo: destaca la necesidad de trabajar en equipo y la importancia de la comunicación para conseguirlo.

Anuncios