Etiquetas

, ,

Al menos eso parece deducirse de las palabras de Mark Cuban, propietario de los Dallas Mavericks y al que, al parecer, la NBA ha sancionado por haber insultado a los árbitros a través de Twitter.
Estas son sus literales y un tanto irónicas palabras:
“Can’t say no one makes money from Twitter now.”


Y es que la inmediatez de opiniones puede jugar malas pasadas.

Anuncios